La semana pasada fue de limpieza, algo que me pesa peor que una piedra, pero era una limpieza necesaria y sobre todo inevitable, me dí cuenta que tengo muchísimas cosas que no uso y que ocupan espacio, así que sin pensarlo y con la cabeza bien, pero bien fría, depuré mi armario y mis libreros...
La cara más bonita de mi caos...

Fue increíble todo lo que saqué y de lo que me deshice, me confieso como una persona muy aferrada a las cosas, pero esta ocasión sin mirar y sin poner tanto el corazón logré librarme de mucho, hasta sentí que tuve mi propio programa en acumuladores, sólo que sin drama :D (o sea que nadie lo hubiera visto :P)

Lo bueno es que me ayudó para no pensar en cosas y para sentirme bien, sentimiento que me duró hasta el domingo, un comentario me regresó de golpe a mi realidad y pues eso sólo me hace desear enterrar mi cara en la almohada y no despegarla en todo lo que queda del año o hasta que no pueda respirar (lo que suceda primero) o en su defecto que me trague la tierra y me vomite en algún lugar bonito y lejos de aquí...

Que me vomite aquí con un abrigo gordito :)
Ufff!!! En fin, la cuestión es que he tenido la cabeza en otros asuntos, me confieso que por lo mismo no he tenido muchas ganas de escribir o siquiera de encender la computadora, en la misma situación está la página del blog, por lo mismo no he visitado a much@s en sus blogs lo que me hace sentir peor, porque algunos de ustedes sí me han escrito aquí y he tardado días en publicar sus bonitos comentarios :(

De antemano una disculpa por tardar tanto, no es intencional u_u Pero por esas "cosas", las cuales no puedo ignorar, es mejor avisarles que la mayoría de las entradas que publique en este mes, puedan ser programadas y por eso sus comentarios tarden en publicarse. No quiero quitar la moderación de comentarios porque la gente ociosa llena el blog de spam y de enlaces que ni al caso :/

Donde sí he estado más activa es en instagram y prometo estarlo en la página de facebook, para que no esté tan abandonada que creo hasta telarañas ya ha de tener :(

¡Qué cosas! Se suponía que esta entrada hablaría de limpieza pero terminé con otra cosa, creo que lo importante es no quedarse con el sentimiento ¿Verdad? :D

Lo bueno es que ya les avisé, por hoy me despido, iré a enterrar la cara en la almohada para pensar en la vida, en mi futuro, mi pasado o en las próximas entradas del blog ;)

Nos leemos pronto.

4 comentarios:

  1. Ow, yo estoy igual con eso de acumular cosas, siempre según yo las voy a ocupar en algún momento, y cuando las tiro, es como wow, liberación! jajaja ojalá que pronto todo este mejor mujercita! Saludos y sonrisas <3

    ResponderEliminar
  2. Bueno Rous, días de desconexión necesitamos todos de vez en cuando. Yo he optado por dejar programadas la mayoría de mis entradas, porque sé que tiempo real para dedicarme a escribir sólo tengo un día a la semana. Y porque luego vienen días malos, o días muy buenos, y no estás para estar frente al ordenador. Por mi parte, anda tranquila, que esperaré con ganitas otra entrada tuya o que publiques comentarios. Sin prisa, siempre.

    Tengo pendiente enviarte también mi banner T-T pero ando poco por casa ahora. En septiembre sin falta te lo hago llegar, que ya estaré de rutina, de nuevo...

    Besos (y si necesitases desahogarte alguna vez, dame un silbidito ;) )

    ResponderEliminar
  3. Las limpiezas tienen su lado genial :D
    A mi me pasa que paso horas recordando cada que encuentro cosas, y es una forma tanto física como simbólica de deshacerte de lo que no necesitas.

    ResponderEliminar
  4. Animo Rous, siempre es bueno desconectarnos un poquito, recuerda que al final siempre todo se acomoda, te mando un abrazo grande y sabes que cuentas conmigo siempre :)

    ResponderEliminar

¡Hola!

Te recuerdo que para evitar el spam en este blog, la moderación de comentarios está activada, tu comentario será guardado y se publicará hasta que sea aprobado :)

¡Gracias por comentar!